lunes, 3 de septiembre de 2018

¿CUÁNTOS TIPOS DE SEGUROS DE AUTO EXISTEN Y CUÁL ME CONVIENE?





Necesitas asegurar tu coche, no quieres pagar por lo que no vas a usar, pero tampoco hacer renuncias o evitar servicios que en poco tiempo echarás de menos. Conocer los tipos de seguro que existen y lo que supone cada uno de ellos es el primer paso para poder elegir el seguro perfecto para tu coche.

1) Seguros a terceros

Este primer tipo de póliza es el más sencillo y básico, como indica su nombre. Es el seguro mínimo que por ley tiene que tener todo coche para poder circular. Se conoce como seguro a terceros o seguro básico.

Todo seguro a terceros debe incluir el seguro de responsabilidad civil que se exige para circular. Este tipo de cobertura cubre los daños materiales y personales que el coche asegurado cause a terceros. El coche asegurado y el propio conductor quedan fuera de la protección del seguro obligatorio.

Este seguro básico suele incluir una extensión de la responsabilidad civil que se conoce como responsabilidad civil suplementaria que amplía económicamente el seguro de responsabilidad civil del asegurado.

La responsabilidad civil por remolques y caravanas, y para los objetos transportados en el vehículo, también suele estar incluida en un seguro a terceros. Junto con la defensa jurídica, reclamación de daños y la asistencia en viaje.

El seguro de conductor empieza también a incorporarse en las pólizas a terceros pero no siempre es así, por lo que es importante que tengas en cuenta este detalle al comparar y elegir tu seguro de coche. 


2. Seguros a terceros ampliados

De acuerdo con las necesidades y demandas de los conductores actuales, las compañías aseguradoras han incrementado su oferta de seguros a terceros ofreciendo un tipo de pólizas algo menos básicas, pero no tan completas como las que se denominan todo riesgo.

En este grupo de pólizas de seguro de coche a terceros ampliados o completos, encuentras un amplio conjunto de coberturas que puedes elegir de manera independiente o en formato de paquetes, según las diferentes compañías. La cobertura de la rotura total o parcial de lunas o parabrisas, el seguro por incendio o la reparación de los daños que sufra el coche, si atropella a algún animal, por ejemplo; son de las más habituales en los seguros a terceros ampliados.

La pólizas de terceros más completas ofrecen al conductor servicios y asistencias más específicas como la responsabilidad civil del tomador y conductor declarado como ciclista, la responsabilidad civil del hijo menor de edad conduciendo sin carné, la defensa en multas de tráfico, subsidio por privación del permiso de conducir, robo del vehículo, la limpieza del vehículo por traslado de heridos o los intereses y gastos del préstamo para la reparación del vehículo.

Este tipo de seguros a terceros con coberturas ampliadas es muy interesante para que el conductor pueda completar su protección y la de su vehículo en función de su uso, prioridades y necesidades, sin tener que renunciar a nada esencial, aunque elijas una póliza a terceros.

3. Todo riesgo (cobertura amplia)

Los seguros de auto con cobertura amplia o a todo riesgo ofrecen una completísima gama de coberturas, asistencias y servicios para el conductor y su vehículo. Incorporan, por supuesto, las obligatorias como el seguro de responsabilidad civil, pero también todas las que completan las pólizas a terceros como la rotura de lunas o el robo del vehículo.

Las pólizas a todo riesgo incluyen coberturas que sí cubren tanto al conductor, como al propio coche asegurado en caso de verse involucrado en un accidente con independencia de que sea o no el causante; igualmente, aunque no haya terceros, como en el caso de golpes o daños durante un estacionamiento, el coche asegurado a todo riesgo está protegido en estas circunstancias también.

Servicios prácticos y de uso habitual por los conductores, como el vehículo de sustitución o la defensa de multas de tráfico, son también facilidades que disfrutan los titulares de seguros de coche a todo riesgo.

Hay dos modalidades básicas dentro del seguro a todo riesgo. Puedes encontrar pólizas a todo riesgo con o sin franquicia. 

Los seguros a todo riesgo sin franquicia son los más completos y efectivos que se pueden contratar para proteger un vehículo, la responsabilidad sobre la protección del coche asegurado cae de manera exclusiva e integra sobre la compañía aseguradora. Las máximas coberturas ante cualquier eventualidad o posibilidad quedan recogidas en este tipo de seguros que dan respuesta a todas las necesidades y demandas de los conductores con independencia de cuáles sean sus circunstancias.

Las compañías aseguradoras comercializan para completar su oferta de seguros de coche, pólizas exclusivas y con diferentes coberturas para conductores específicos como por ejemplo, conductores jóvenes, conductores experimentados, conductores profesionales o coches ecológicos. Este tipo de contratos encierran primas más baratas o ventajas para determinados clientes, además de bonificaciones o coberturas exclusivas de gran interés.


Los seguros de coche pueden ser por tanto o a todo riesgo o a terceros, pero ten en cuenta que dentro de cada una de estas dos opciones hay una gran cantidad de detalles que pueden cambiar de unas compañías a otras. Por otra parte, los asegurados deben atender a las cantidades económicas que se aseguran –límites de gasto- en cada una de las coberturas y que pueden suponer una importante diferencia en el precio final, pero también un grado de protección muy distinto. 

lunes, 20 de agosto de 2018

¿ QUÉ SON LOS SEGUROS PARA EL RETIRO ?



El  Seguro de Retiro es un producto basado en el ahorro a mediano o largo plazo, mediante aportaciones periódicas que se efectúan durante la etapa denominada activa. Estas aportaciones se acreditan en la póliza individual del asegurado desde el momento de la contratación del producto hasta la edad de retiro fijada libremente por el mismo.

Es una excelente opción para las siguientes personas:

  • Todas aquellas personas que tienen el derecho a una pensión mensual de acuerdo a la Ley 73 del Seguro Social, pero que consideran que el recurso que recibirán al momento de su jubilación no les permitirá mantener el estándar de vida actual y, por tal motivo, desean complementarlo.
  • También es ideal para aquellos trabajadores que no tienen derecho a una pensión de acuerdo a la Ley 97 del Seguro Social, pero que desean garantizar su futuro, a través de aportaciones voluntarias, que les permitirá acumular un ahorro que les genere una pensión de acuerdo a sus necesidades.
  • O bien para quienes desean simplemente ahorrar con fines muy específicos  como podría ser el pago de los estudios universitarios de hijos o nietos, la realización de algún viaje, la adquisición de un vehículo nuevo o con fines simplemente de inversión.


El dinero aportado en la póliza de seguro de retiro individual se capitaliza a la tasa de rendimiento obtenida por las inversiones realizadas por la Compañía Aseguradora, existiendo en el producto una tasa mínima garantizada que permite preservar el capital invertido.

De esta manera, el asegurado acumula hasta la edad de retiro un fondo tal que le permitirá adquirir una renta vitalicia complementaria a la pensión jubilatorio que compensará, en cierta medida, la diferencia existente entre el salario que percibía en actividad y el importe de su jubilación.

Cabe aclarar que el asegurado cuenta con la posibilidad de retirar la totalidad de los fondos acumulados en cualquier momento de la vida de la póliza como así también incrementar, disminuir o suspender los aportes efectuados, no generando deuda alguna con la Compañía por dicha decisión.

En el supuesto de fallecimiento del Asegurado durante la etapa activa, los beneficiarios designados por él serán quienes perciban la totalidad del importe acumulado en su póliza.

Las principales características del seguro de retiro son:
  • Libre determinación del importe a aportar y de su periodicidad.
  • Libre designación de beneficiarios, pudiendo no coincidir con los herederos legales del asegurado.
  • Libre disponibilidad de los fondos en cualquier momento de la vida de la póliza.
  • Libre determinación de la edad de retiro, pudiendo no coincidir con la establecida para acceder a la jubilación estatal.
  • Inembargabilidad de los fondos acumulados en la póliza.
  • Los fondos acumulados en el seguro de retiro se encuentran exentos del Impuesto a los Bienes Personales.
Como se puede apreciar, el Seguro de Retiro es una excelente opción destinada a todos aquellos que tienen intenciones de realizar un ahorro a mediano o largo plazo, de forma planificada, según las necesidades y posibilidades de la persona, con excelentes rendimientos que permiten una optima capitalización, a los efectos de previsionar los eventuales vaivenes que pudieran afrontarse  en cualquier momento de la etapa laboral, dado que se tiene disponibilidad absoluta e inmediata de los fondos acumulados, como así también para definir o complementar un haber jubilatorio que permita no ver disminuido el poder adquisitivo cuando quizás más lo necesita.


¿QUÉ BENEFICIOS TIENE UN SEGURO DE RETIRO?

  • Te protege desde el primer día en caso de fallecimiento.
  • Pueden contratarse en moneda nacional, UDIS, USD o Euros.
  • Las aportaciones que realices pueden ajustarse ante la disminución o aumento de ingresos.
  • Puede heredarse a un beneficiario.
  • Es administrado por una aseguradora.
  • Cuenta con beneficios fiscales.
  • Te protege ante fallecimiento, invalidez, muerte accidental y enfermedades graves.

¿A QUÉ EDAD DEBERÍA CONTRATARLO?

Entre más joven, mejor, ya que esto te permitirá pagar una prima pequeña para recibir el máximo beneficio posible.
El plazo mínimo para contratarlo es 5 años antes de la jubilación.

¿QUÉ DEBO CONSIDERAR AL CONTRATAR UN SEGURO PARA EL RETIRO?

Un análisis de tus necesidades y capacidades de ahorro.
Tener clara la meta que deseas alcanzar.
Conocer las ofertas existentes, comparando servicio y precio.
Contar con la asesoría de un especialista de una compañía de seguros.

¿CUÁNTO DINERO DEBO DE AHORRAR?

La cantidad dependerá de tu edad y cuánto desees recibir al momento de tu retiro.

En SEGUROS GAC, contamos con distintas opciones, pero te presentamos en esta ocasión dos opciones de SEGURO PARA RETIRO que pueden ser magnificas opciones para ti, a continuación te describimos algunos detalles de cada uno de ellos, pero si requieres más información o tienes dudas, contáctanos y con gusto te asesoraremos:





SEGURO DE RETIRO (RESPALDADO POR SEGUROS BANORTE)
  • Protección de un Seguro de Vida
  • Componente de Ahorro
  • Tres Beneficios Fiscales a elegir
  1. Obtén Exención de Impuesto al elegir el art. 93
  2. Deduce de tus ingresos anuales las aportaciones realizadas en el art. 151* y obtén la exención de Impuesto al cumplir 65 años de edad.
  3. Deduce de tus ingresos anuales las aportaciones realizadas en el art. 185** de tu ejercicio fiscal antes de presentar tu declaración (30 de abril). 

A)  Tres tipos de Portafolio a elegir según el perfil de riesgo

  • Portafolio Conservador
  • Portafolio Moderado
  • Portafolio Crecimiento
B)  Liquidez mensual programada

C)  Solicitud de estado de cuenta en cualquier momento desde  



SEGURO DE RETIRO (RESPALDADO POR SEGUROS PROFUTURO GNP)

El plan que te garantiza un ingreso al llegar a la edad de retiro, además de ofrecerte protección integral para ti y tu familia. Con tendrás:

  • Protección por Supervivencia. Al cumplirse el plazo elegido, se te entregará el fondo de ahorro que planeaste.
  • Protección por Fallecimiento. En caso de que llegaras a faltar antes del plazo elegido para recibir tu ahorro, tus beneficiarios recibirán la Suma Asegurada contratada por fallecimiento.
  • Protección por Invalidez. Si desafortunadamente llegaras a invalidarte, recibirás la Suma Asegurada contratada para este beneficio y sin más pago de primas, continuarás protegido por fallecimiento.
  • Incremento hasta del 35% en la Suma Asegurada por Fallecimiento e Invalidez, sin costo adicional, beneficio especial para No Fumadores y Mujeres.

Además te ofrece la libertad de elegir:
  • El plazo en el que quieres recibir tu ahorro: al cumplir los 55, 60 ó 65 años de edad.
  • El tipo de moneda en el que prefieras contratar este plan: moneda nacional (actualizable con la inflación) o dólares americanos (actualizables con el tipo de cambio).
  • La opción de liquidación de tu ahorro que más te convenga: Pago Único, Rentas Vitalicias o Fideicomiso  GNP.
  • La forma de pago (tarjeta de crédito, cheque o efectivo) y periodicidad del mismo (mensual, trimestral, semestral o anual) que más se adapte a tus necesidades.

martes, 14 de agosto de 2018

QUÉ TOMAR EN CUENTA AL CONTRATAR UN SEGURO DE VIDA







Si estas pensando contratar un SEGURO DE VIDA para ti y tu familia, es importante que tomes en cuenta los siguientes elementos antes de hacerlo.

Debes considerar:

La suma asegurada

Se refiera a la cantidad de dinero que recibirá tu familia o beneficiario(s) si llegaras a faltar. Es importante que al establecer este monto en tu seguro tomes en cuenta:

  • El número de personas que dependen de ti y sus edades.
  • ¿A cuánto ascienden los gastos de tu casa cada mes?
  • En caso de que alguien estudie o vaya hacerlo, ¿cuál es el monto de los gastos de educación?
  • Tu sueldo mensual.


Con esto tendrás un panorama de los gastos reales y futuros de tu familia o beneficiario(s), y podrás asegurarte por una cantidad que garantice que el nivel de vida de los mismos no se verá deteriorado tras tu ausencia. Elige una suma asegurada acorde a tu capacidad de pago.

La prima

Es el precio de tu seguro. No siempre el que cuesta más es el mejor, verifica las condiciones y los beneficios adicionales que ofrece cada institución. Su costo (prima) depende de la suma asegurada, tu edad, sexo, actividades que realices, estado de salud y otras coberturas adicionales contratadas.

Las coberturas

Es lo que sí te cubre tu seguro. La principal es el fallecimiento. Puedes encontrar otras adicionales como: invalidez, pérdidas orgánicas, gastos funerarios, enfermedades terminales, entre otras.

Los beneficiarios

Quienes perciben la indemnización en el caso previsto por la póliza. Presta especial atención cuando designes a tus beneficiarios:

  • Escribe el nombre completo de forma clara y precisa, especificando el porcentaje de la suma asegurada que le corresponde a cada uno (verifica que el porcentaje sume 100%)
  • No elijas como beneficiarios a menores de edad.
  • No designes beneficiarios que cobren la suma asegurada y se la entreguen a otra persona, pues su obligación será sólo moral.

miércoles, 8 de agosto de 2018

SEGURO PARA SERVICIO PÚBLICO (TAXIS, AUTOBUSES, COLECTIVOS)



Los taxis, los autobuses, los colectivos, en definitiva los vehículos empleados para proveer servicios públicos de pasajeros, dada su especial y especifica utilización, es que requieren de seguros a medida y especializados en dicho ramo tales como los seguros que ofrecemos en SEGUROS GAC para taxis y buses.

Los seguros para taxis son fundamentales no solo para la protección del vehículo en sí, sino para resguardar la integridad del conductos que puede o no ser el propietarios a su vez, y de los pasajeros que se transportan en el mismo, asegurando el cumplimiento de las normas legales en relación a las reglas a cumplir por el servicio de transporte público.

Esta clase de coberturas permite contar con montos indemnizatorios en caso de producirse un accidente o siniestro que provoque afectaciones tanto en otros vehículos implicados, esto a daños materiales a bienes, como a todo tipo de daños físicos y materiales que puedan afectar a pasajeros y transeúntes.

La cobertura debe incluir tanto fallecimiento o muerte, como las lesiones causadas, incapacidades y invalidez y debe proporcionar protección al afectado en lo que se refiere a gastos médicos, intervenciones quirúrgicas, medicamentos, servicios de radiología e internaciones, rehabilitaciones, honorarios médicos, entre otros.

Los seguros de servicios públicos como taxis, que te ofrecemos en SEGUROS GAC permiten contar con el resguardo necesarios para poder circular en regla y con la garantía de contar con el apoyo necesario para el caso de eventos, siniestros o accidentes en los que se vean implicados tanto el conductor como el resto de los ocupantes del vehículo objeto de la póliza, como de terceros implicados.

SEGURO PARA PyMES




¿Estás por emprender o ya cuentas con un negocio propio? Al igual que las casas y autos, una empresa no está exenta de sufrir daños materiales, robo de mercancía o efectivo; averías de maquinaria, paralización de la actividad comercial, servicio de reparación urgente, defensa jurídica u otros siniestros, ya sea por incendio, inundación o terremoto.

Reunir lo necesario para establecer un negocio propio requiere de años de trabajo, también responsabilidad. Por ello, el emprendedor debe tener presente que para preservar su patrimonio puede adquirir un seguro especializado en pequeñas y medianas empresas, que lo proteja contra factores de riesgo que podrían provocar la quiebra de su negocio y en algunos casos, de demandas originadas por posibles daños a terceros
.

Muchas veces tenemos una imagen errónea de los seguros, quizá porque se trata de servicios que, más allá de utilizarlos o no, debemos pagar anualmente sin fallar y están llenos de cláusulas que en algunos casos suelen ser poco claras.

En México hay pólizas diseñadas para proteger las pequeñas y medianas empresas y son ofrecidas por la mayoría de los Bancos y aseguradoras que se especializan en actividad
empresarial.

Antes de adquirir un seguro debes conocer la compañía con la que vas a contratar, hay aseguradoras, que están certificadas y tienen presencia nacional e internacional; pero están también aquellas que sólo tienen presencia en algunas zonas.

Después de informarte sobre la compañía, es importante conocer quién es tu agente, su experiencia, qué carteras maneja, si es una persona orientada hacia temas individuales, empresariales, etc
.

Para que un agente de seguros pueda llevar a cabo una labor de comercialización de productos, tiene que estar autorizado previamente por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y acreditar, mediante una serie de pruebas y exámenes, que tiene el conocimiento suficiente, para poder orientar en la compra a los propios asegurados
.

También es necesario que conozcas a detalle el producto que estás adquiriendo; sus alcances y cuáles son las condiciones generales que lo rigen, eso te ayudará a tu tranquilidad. 

jueves, 26 de julio de 2018

EN QUE CONSISTE UN SEGURO DE HOGAR



El seguro de hogar debe cubrir los daños materiales en el hogar, como los desperfectos causados por el agua, cristales rotos, daños causados por incendio, explosión o los causados por los fenómenos atmosféricos, también los daños derivados de cortocircuitos eléctricos, de averías diversas o robos.
Dicho seguro también debe cubrir los daños por la responsabilidad civil originada por daños o lesiones que se puedan causar a otras personas o a sus bienes desde la vivienda del asegurado, como por ejemplo la caída de objetos desde las ventanas o balcones, dejar un grifo abierto que inunde un piso inferior, etc. 

Entonces la responsabilidad civil cubre las reparaciones y las indemnizaciones que el asegurado tenga que pagar a otras personas por los desperfectos que les ocasione.

Cuando contratamos un seguro de hogar, nos planteamos en muchas ocasiones qué es lo que estará cubierto y qué no. Las coberturas que nos ofrecen diferentes tipos de pólizas que se incluyen para proteger una vivienda son realmente diferentes y engloban un extenso conjunto de distintas características.

Dependiendo del tipo de vivienda y el uso que se le vaya a dar, hay distintos tipos de pólizas que se adaptan más o menos a las necesidades de los contratantes, dado que por ejemplo la necesidad de protección no va a se la misma si se vive de alquiler o si se tiene casa propia. Tampoco será igual si se trata de la vivienda habitual o si es  una casa de verano.


Es importante entender que las coberturas de un seguro de hogar se configuran en torno a dos conceptos: continente y contenido.

Continente y contenido


El continente comprende la vivienda en sí misma, su estructura física y dimensiones. Como ejemplo del continente podemos decir que en el vienen incluidas las paredes, puertas, armarios empotrados, el baño, etc.)

Por el contrario el contenido engloba lo que en la vivienda se contiene, es decir, todo tipo de posesiones del asegurado que se encuentren dentro de las paredes de la vivienda. Por ejemplo los muebles, los cuadros y electrodomésticos forman parte del contenido

Si vivimos de alquiler, probablemente solo nos preocupemos por el contenido. Pero si de lo contrario somos los propietarios de la vivienda, posiblemente tendremos que contratar las dos coberturas para conseguir la mejor protección.

sábado, 21 de julio de 2018

5 TÉRMINOS DEL SEGURO DE GASTOS MÉDICOS QUE DEBES CONOCER




Construir una empresa exitosa es un trabajo duro, pero encontrar un buen seguro de gastos médicos mayores para tus empleados no tiene que serlo.

En el mundo de los seguros existe una terminología muy especial y, cuando buscas una póliza para proteger a tus colaboradores, es normal que surjan muchas dudas y confusiones al respecto. Por esta razón, en el blog de  SEGUROS GAC preparamos una lista con 5 términos básicos que te ayudarán a comprenderlo.

1. Prima

La prima es la cantidad que debes pagar a tu compañía aseguradora para mantener la cobertura de tus empleados. En el costo de un seguro de gastos médicos, esto es lo primero que debes considerar, asegurándote de equilibrarlo con otros gastos como el copago, el deducible y el coseguro.

De acuerdo con el ciclo de pago, la prima se clasifica en única (un solo pago durante la vigencia del contrato) y periódica (pago mensual, semestral, anual, etc.). Mientras que se clasifica en fija (la cantidad de pago se mantiene constante) y variable (la cantidad a pagar varía) según el valor de la prima.

2. Copago

El seguro de gastos médicos para empleados puede incluir el copago, que es una pequeña suma de dinero abonada cada vez que se utiliza un servicio médico. El plan de seguro podría exigir el copago por una visita médica o por un medicamento con receta, aunque la aseguradora pague el resto después.

El seguro con copago es muy útil si tus colaboradores no acuden al médico con frecuencia, pero si realizan visitas frecuentes al consultorio médico considera elegir un copago accesible y consistente.

3. Deducible

El deducible es la cantidad de dinero que tus colaboradores pagarán antes de que la aseguradora reembolse esa cantidad por reclamos médicos cubiertos.

Toma en cuenta que no todos los planes de seguro lo requieren, pero si tus empleados eligen un plan con un deducible alto pueden reducir sus primas mensuales.  Eso sí, se recomienda que el deducible no supere el 5% de su ingreso bruto anual.

4. Coseguro

El coseguro es la cantidad que tus colaboradores deben pagar por los servicios médicos después de cubrir el copago o deducible de su plan de seguro. Por ejemplo: la aseguradora limita la cobertura de ciertos servicios a 80% de los cargos. Entonces, los beneficios del seguro cubrirían 80% del cargo por unos rayos x, mientras que el beneficiario pagaría el 20% restante, incluso si ya pagó su deducible.

5. Límite de gastos de bolsillo

Esta es la cantidad límite que tus colaboradores pagarán por los servicios en un año de plan. Una vez que pagaron los costos por su cuenta (generalmente a través de deducibles, copagos o coseguro), la compañía de seguros cubre los gastos al cien por ciento por cualquier servicio médico adicional.